Muchos de los problemas que presentan los hormigones, deben solucionarse con métodos de inyección:

Corte de Humedades

Eliminamos vías de agua en el hormigón mediante la inyección de espumas especiales que al reaccionar con la humedad y el agua (acuareactivas), forman geles obturadores que taponan la fuente.
Combinando diferentes presiones y diferentes velocidades de reacción de las espumas, conseguimos eliminar humedades en garajes, sótanos y lugares de difícil acceso que no pueden ser tratados en su origen.

Reparación de fisuras estructurales

Ejecutamos inyecciones de resina epoxi para consolidar fisuras y daños en el hormigón. De esta manera, conseguimos que todos los elementos de la estructura trabajen de forma homogénea (monolítica) asegurando su resistencia y efectividad.

Consolidación de losas de hormigón

Inyectamos micro morteros de altas prestaciones bajo losas de hormigón para corregir problemas de asiento y tableteo provocados por la erosión o la mala compactación.